Mientras tanto, puedes leer los capítulos anteriores de ¡No eres nada especial! en Toomics